Datos Top

  •  +51 940 774 000 / +51 84 773089
  • reservas@cuscomantatour.com

Redes Top

  • English
  • Español

Valle Sagrado de los Incas Todo el Día

  • Ubicación: Cusco / Peru
  • Duración: Todo el día
  • Salidas: Diarias
  • Lugares a visitar: Valle Sagrado de los Incas

Descripción del Tour

Centro arqueológico de Chinchero, Ollantaytambo, almuerzo en Urubamba (opcional), Pisac ruinas, Pisac pueblo, mirador de Taray.

El segundo día de visita en el Cusco se recomienda realizar el tour valle sagrado de los Incas, Se les recoge de su hotel entre 07.30 hrs. y 7:45 hrs. Tendrá un tour guiado por el valle sagrado de los Incas, visitará Chinchero, Ollantaytambo, almuerzo bufete en Urubamba, Pisac ruinas, Pisac pueblo, retornando a la ciudad entre las 18:00 hrs. y 18:30 hrs.

Itinerario

1.- El valle sagrado de los Incas:

En el siglo XV, dos soberanos incas, Pachacuti Yupanqui y Tupac Yupanqui, crearon un inmenso imperio en Sudamérica, que iba desde el sur de la actual Colombia hasta el centro de Chile y ocupaba gran parte de los territorios andinos de Perú, Bolivia y el norte de Argentina. El imperio de las Cuatro Regiones del Sol, o Tahuantinsuyo, se extendía a lo largo de más de 4.000 kilómetros de norte a sur y estaba articulado por una impresionante red viaria, de 40.000 kilómetros de extensión total. El centro neurálgico de aquel poderoso Estado se situaba en el corazón de la sierra peruana: en una amplia zona a más de 3.000 metros de altitud en la que se alzaba la ciudad de Cusco, capital del Imperio y corte de los Incas. Esta área estaba atravesada por el denominado Valle Sagrado, un territorio que se extiende a lo largo del río Vilcanota-Urubamba, de extraordinaria riqueza agrícola y jalonada por una serie de espléndidas fortalezas incaicas.

El Vilcanota era un río sagrado para los incas, quienes veían en este curso de agua la contraparte terrestre de la Vía Láctea. El río nace en los glaciares de la cordillera de Vilcanota y cambia su nombre al de Urubamba en su descenso hacia la espesura de las selvas amazónicas en la región andina. En su trayecto une dos de las montañas más sagradas para aquella civilización precolombina: el nevado de Ausangate y el nevado del Salcantay. Sus aguas se nutren de la nieve procedente del deshielo del nevado la Verónica o Wacay Wilca, una montaña femenina considerada «esposa» del Salcantay. Justamente en el extremo de un filo que desciende del Salcantay, sobre un promontorio rodeado por las aguas del río Urubamba, los incas construyeron la extraordinaria ciudadela ceremonial de Machu Picchu, estancia real de los primeros emperadores y centro sagrado para el culto a las montañas circundantes.

2.- Mercado artesanal de Pisac:

Ubicado a 30 km de la ciudad del Cusco, la plaza principal de Pisac alberga este mercado, lugar colorido y alegre, donde se exhiben las más famosas artesanías cusqueñas hechas por manos andinas, entre las artesanías, sobresalen piezas textiles, ponchos, bolsas, etc, y las artesanías de cerámica, las cuales son reproducciones de piezas arqueologías incaicas, como los queros (vasos ceremoniales), collares, etc. A esta feria acuden comerciantes y artesanos indígenas de muchos pueblos, ataviados de sus trajes típicos.

3.-Centro arqueológico de Pisac

La más extensa de las fortalezas del Valle Sagrado y de toda la civilización inca es la de Pisac.
Enclavada en un abrupto promontorio rocoso, los caminos que conducen a ella desafían precipicios y atraviesan túneles excavados en la roca. El corazón del asentamiento comprende un templo dedicado al Sol o intihuatana, que incluye algunos de los más exquisitos ejemplos de arquitectura incaica en piedra canteada. El sector denominado Kalla Q’asa cuenta asimismo con una cadena de baños rituales.

Las alturas de Pisac dominan visualmente los acantilados rocosos al otro lado de la garganta de Quitamayo, cuyas cuevas fueron utilizadas con fines funerarios. En tiempos de los incas era frecuente que los cuerpos de los difuntos fuesen colocados en cuevas o machays, a las que se denominaba mallquihuasis o «casas de los ancestros momificados». Lamentablemente, la mayor parte de los enterramientos en la necrópolis de Pisac fueron saqueados por buscadores de tesoros antes de que los arqueólogos los pudieran estudiar. Desde un punto de vista militar, este enclave fortificado situado a los pies de los Andes orientales controlaba el acceso hacia Paucartambo y hacia las frondosas yungas de la Amazonia peruana. Sin embargo, pese a su estratégica localización, no se conocen evidencias que atribuyan a Pisac un papel destacado durante la resistencia inca a la ocupación española. Un imponente conjunto de andenerías de cultivo desciende por las empinadas faldas de la montaña, en dirección al poblado colonial de Pisac, hoy día famoso por su pintoresco mercado dominical. Al fondo se yergue la figura del Pachatusan, una montaña sagrada a la que los incas reverenciaban como «sostén del mundo».

4.- Centro arqueológico de Ollantaytambo:

La leyenda cuenta que Ollántay (el titán de los Andes) de origen plebeyo, amaba a la princesa Cusi Coyllor (estrella alegre) hija del rey Inca Pachacútec, quien estaba en desacuerdo con este amor.
Pachacútec envío a la princesa a una casa de Vírgenes, Ollántay intentó raptarla desde allí, sin conseguirlo y logró huir. Desde la fortaleza que Ollántay tenía al mando se rebeló contra Pachacútec, y luego de sangrientas batallas fue vencido, pero la generosidad de Pachacútec hizo que perdonara la vida de Ollántay.

La fundación de Ollantaytambo se atribuye a Ollántay, y prevalece la fortaleza militar que protegía esta zona del valle, estratégicamente ubicada entre dos montañas. Actualmente se puede conocer esta fortaleza, y además los ricos yacimientos arqueológicos incaicos, conformados por el templo a Inti (dios sol), los baños de las Ñustas (princesas), las chullpas de Cachiccata, un grupo de terrazas simétricamente escalonadas y muy empinadas en la ladera de un cerro.

En la cumbre del complejo arqueológico destacan seis monolitos de descomunal tamaño, ensamblados con increíble precisión, los cuales tienen grabados misteriosos motivos de iconografía incaica.
El actual pueblo de Ollantaytambo, tiene muchas casas construidas sobre las bases del antiguo pueblo incaico, en donde habitan nativos de arraigadas costumbres ancestrales.
La complejidad y belleza de las construcciones incaicas y el pueblo contemporáneo, el inmenso complejo agrícola, gran centro administrativo y social, religioso y militar, es considerado por muchos científicos e historiadores como uno de los museos vivientes más importantes del mundo.
Ollantaytambo se ubica a 97 Km. (60 millas) desde Cusco, 2,846 m.s.n.m. (9,337 pies). Estación del tren a Machu Picchu.

5.- Centro arqueológico de Chinchero:

En el camino de regreso a Cusco visitaremos el pintoresco pueblito de Chinchero, donde se encuentran los restos de la hacienda real de Túpac Inca Yupanqui. Admirará su bien preservado Muro Inca en la plaza principal y visitará el hermoso templo colonial con interesantes frescos en el pórtico, construido sobre las bases de una edificación Inca.

Incluye / No Incluye

¿Qué está incluido para este día?

  • Guía Profesional
  • Transporte Turístico
  • Almuerzo Bufete

¿Qué no está incluido este día?

  • Souvenirs
  • Bebidas o alimentos extras
  • Boletos de ingreso (BTG o BTP)

Recomendaciones

Le recomendamos tener en cuenta para este día

  • Lleve una bebida extra para el camino
  • Casaca o corta viento
  • Protector solar
  • Sombría
  • Lentes de sol
  • Palito selfye
  • Tener los boletos turísticos (BTG O BTP)
  • Zapatillas
  • Gorras








También tenemos

Tours Alternativos